martes, octubre 22, 2013

El principio de las historias en tercera persona

La carretera sigue siendo la misma. Tiene la misma cantidad de kilómetros que hace unos años, los mismos puntos de referencia, quizás tenga más construcciones a lo largo, sea más ancha, tenga más caminos secundarios que se desprenden de ella, pero eso en realidad no importa porque en esencia sigue teniendo la misma distancia que recorrer de ida y vuelta. Mi camino no ha cambiado, sigo llegando al mismo lugar que supongo mi hogar, creo que tampoco cambió la música residente en mi carro. Quizás quien cambió fui yo. Hace tiempo me di cuenta que la voz en mi cabeza no deja de urgirme para que escriba historias en tercera persona; pero dejó de pedirme historias sobre vos, quizás porque el tiempo y la distancia acumulada de ir y venir por la misma ruta hicieron efecto y dejé de querer estar enamorada de esa idea que eras vos. La carretera sigue con sus perros y gatos atropellados, con sus acumulaciones de agua, con la gente que no termina de encontrarse, con camiones que la recorren como bestias enormes, conmigo.
Share:

0 comentarios: