lunes, mayo 02, 2011

¿Qué te diré?

Me rindo, dejo los pensamientos profundos, las ideas productivas, las tareas importantes a las que debería dedicar mi tiempo y me dejo seducuir por Bridget Jones y sus diarios, una vez más. Me sirvo otro pedazo de la pizza que sobró de anoche, lleno mi vaso de calimocho, me abandono, me hundo en el sillón. Hay cosas a las que me he acostumbrado poco a poco, a ir sola al cine, a que mi teléfono no suene, a algunos almuerzos conmigo misma, a darle vuelta a mis ideas en lugar de discutirlas con vos. Es más difícil cuando mis amigos van en parejas a alguna reunión, cuando necesito que me tomés de la mano para no caer en esos silencios que me absorben en la calle y me hacen olvidar a donde voy.

Es cierto, hay días en que me desespero y me gustaría poner un clasificado que diga: Necesito, con urgencia, un novio del tipo Mark Darcy, que disponga de tiempo y habilidad para convencerme de construir historias nuevas, que me inspire para convertirlo en el sujeto poético capaz de renovar cierto blog cotidiano que se ha vuelto cíclico y aburrido.

Necesito otro vaso de calimocho para atontar este tren de pensamiento, ¿de qué sirven los príncipes azules si ninguno tiene ganas de venir a rescatarme?
Share:

6 comentarios:

Anónimo dijo...

por Dios, estamos iguales, siento lo mismo, donde estan los principes azules cuando los necesitamos.
¿pero de verdad los necesitamos?

Mario dijo...

los principes azules no existen... tampoco las princesas; pero a veces ya disfrazados de uno y de lo otro se puede pasar muy buenos momentos

Adelou dijo...

Sip, eso mismo me pregunto yo, ¿dónde carajos están?

Adelou dijo...

Hey Mario, no importa que no sea azul, yo tampoco soy princesa rosada. Sin embargo, soy princesa y a veces, solo a veces, quisiera que alguien quiera estar conmigo y ser el príncipe que me salve.

:)

El ultimo De Paz dijo...

Y cuando te topas con una bruja disfrazada de princesa?
Y cuando tu princesa deja de serlo porque descubre su vocación de bruja?

Adelou dijo...

Hey Último de paz, te tengo una historia sobre las hermosas princesas y las brujas malas :)

Por lo pronto, abrazos por montones :)