lunes, octubre 25, 2010

Caracoles

Es lunes, de noche. Tengo mucho frío y un dolor de cabeza que no me abandonó en todo el día. ¿Es lunes? ¿De nuevo?

Esta mañana cuando pasé por El Trébol, me pareció que el arriate del centro era como un bosque medieval. Por lo menos supuse que la luz debía caer así entre los árboles de los bosques de verdad. No vi al señor que vive debajo de ese puente, sólo vi a otros tantos de los que habitan por ahí. Él suele andar sin camisa y con un costal enorme en el que debe llevar toda clase de tesoros. Ese señor es como el ogro que habita en el bosque medieval. Por lo menos eso supongo cuando me lo encuentro en esas mañanas en que hay demasiado frío que él parece no sentir.

Hace horas que no hay luz en este lado del mundo. Hoy por la mañana parecía que todo iba a estar bien. Por lo menos eso supuse por un rato.
Share:

0 comentarios: