sábado, junio 19, 2010

sucede que llueve de ambos lados de la ventana (la carta que no logro escribirte II)

-Hoy-

He empezado a escribir esta carta demasiadas veces (43 en mi cabeza, 4 en el blog, 2 en papel) y no acierto a encontrar las palabras precisas para decirte todas esas cosas que tengo que contarte.

El sábado por la tarde veía llover y pensaba en vos, como suelo pensar en vos cuando llueve. Con el ritmo del agua al caer comprendí el sentido de ciertas historias nuestras y, aunque todavía no tengo las respuestas a esas preguntas que guardás para mí, supe que puedo esperar por vos un poco más. Quisiera tener razones coherentes para explicar esta manera mía de llevarte en la cabeza, en el corazón, todo el tiempo.

Vos y yo sabemos que no somos el uno para el otro. Que vos necesitás a alguien más simple, más coherente, a alguien menos yo. Cada vez estás más lejos, sé que te pierdo, aunque no sé si alguna vez te he tenido.
Share:

2 comentarios:

MR dijo...

la lluvia suele complicarlo todo.

que estes bien

Mariomarch

Adelou dijo...

Que vos también estés bien. Abrazos gigantes, mi querido MarioMarch