lunes, enero 11, 2010

justo antes de dormir

Sabines habla de amor. Su voz llega remota desde la esquina de mi cama donde mi computadora reproduce su recital en Bellas Artes. Yo estoy hecha un ovillo mientras lo escucho con los ojos cerrados y pienso en tu boca, en tus piernas vistas desde atrás. El frío está del diablo y no logro dormirme. Por primera vez en mucho tiempo sé lo que espero. Me vale madre esa vil amenaza de "lo que quieres no es lo que necesitas"; porque en realidad nadie necesita meterse una pelea a doce asaltos con vos, aunque eso sea este amor de un día a la vez que te guardo. Yo tampoco lo sé de cierto, pero te espero.

Share:

2 comentarios:

Maria Jose dijo...

Buen pensamiento, me gusta.

Adelou dijo...

Alguien anduvo por acá :) Gracias Maria José, abrazos