viernes, octubre 23, 2009

invasiones de Penélope

Son las 4:27 p.m. Adam Levine me canta una canción que fue de Sinatra. El sol que hace unos minutos me quemaba las piernas desapareció. El cielo decidió cubrirse con todas las nubes que encontró. Tengo millones de correos que mandar y no encuentro las palabras. No sé si quiero llorar o si tengo irritados los ojos por la pantalla de la compu, así que cierro los ojos y me recuesto en el respaldo de la silla, los abro y encuentro el cielo raso de mi oficina. Podría asegurar que la temperatura bajó un par de grados. En este preciso momento daría mi reino porque estuvieras afuera de esa ventana, por una sencilla siesta con vos. Me pregunto si de verdad va a llover ahora mismo, si es justo convertirte en una quimera.




Share:

4 comentarios:

Juliana Elvira dijo...

Con tu saga de "Penelope" me recordaste un fragmento de un Poema de Gioconda Belli:

"Te añoro con furia de cacto en el desierto
y se que no vendrás
que nunca vendrás
y que si venís seré débil como no debería
y me resisto a crecerme en roca,
en Tarpeya,
EN ESPARTANA MUJER arrojando su amor lisiado para que no viva
y te escondo y te cuido en la oscuridad
y entre las letras negras de mis escritos
volcados como río de lava entre débiles rayas azules de cuaderno
que me recuerdan que la línea es recta
pero que el mundo es curvo
como la pendiente de mis caderas."

....Añorandote...como espartana mujer... como Penelope, la mujer que espera...

Siempre es bueno leerte.
Un abrazo.

mariomarch dijo...

hermoso...

saludos

interesante la serie de "Penelope"... muy interesante

Anónimo dijo...

estas consumada, la entrevista a semifusa, que grande!! aplausos

amaly

Adelou dijo...

Juliana: qué bueno el poema de la Belli, hay que ver lo que las espartanas escriben!

MarioMarch: abrazos :)

Amaly: mi primer pensamiento fue: siempre y cuando no esté consumida, jajajaja. Abrazos

Gracias los tres, que estén bien!