miércoles, agosto 19, 2009

orígenes

Me asalta la pregunta ineludible: ¿estoy enamorada de vos o de la idea de estar enamorada de vos?

Quizás la respuesta se encuentra en el origen de un amor, en las palabras de aquel que lo supo tantos años antes que yo. Julio, vos siempre tendrás la respuesta a muchas de mis preguntas. Si vos me lo explicás, es posible que entienda las raíces de mi amor y esta gana de decirle tantas cosas.

Capítulo 7

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.


Tomado de Rayuela, de Julio Cortázar.

Share:

8 comentarios:

El ultimo De Paz dijo...

Chispas, otro libro a la lista de imperdonables

MARIOMARCH dijo...

Cortázar... siempre Julio...

En sus cuentos hay siempre un momento que sientes tuyo, propio.

Por eso Cortázar es siempre Julio...

abrazos

cachivachera dijo...

¿o estas enamorada de la terrible tristeza y melancolía que te produce pensar que estas enamorada? de cualquier manera es genial leerte, Un abrazote lleno de frio sureño

César Ramiro García dijo...

Como siempre que paso a visitarte, te dejo un abrazo.

Adelou dijo...

Querido último de Paz, creo que es justo y necesario que el entrés a Rayuela :p

abrazos

Adelou dijo...

MarioMarch, pos si, está tan cerca de uno a veces que es simplemente Julio, qué le vamos a hacer.

Abrazos :)

Adelou dijo...

Cachivachera, la verdad no sé, pero el día que lo descubra te cuento.

Abrazos pa'ti

Adelou dijo...

Querido César, un abrazo de vuelta para vos, que estés bien :)