domingo, agosto 09, 2009

dos pasos más

Cuando camino con vos y no me tomás de la mano, me ataca el terrible frío de saberme ajena al mundo. Mi mano se queda sin vida y yo me pierdo. Sé que sólo tu mano es capaz de rescatarme del abismo en el que me hundo cuando el mundo está oscuro y sopla el viento. Tu mano me devuelve la posibilidad de anclarme en la orilla de la acera y guardar el equilibrio.
Share:

4 comentarios:

El ultimo De Paz dijo...

Te damos la mano...
...y nos abandonas?

Snif, club de lectores abandonado por su mater familias...

MARIOMARCH dijo...

Adelou: te cuento que a mi me pasa algo similar, me gusta que ella se prenda de mi brazo, es como un sentido de pertenencia que yo necesito mas que ella.

Adelou dijo...

Haber mi querido ultimo de paz, ¿cuándo te he abandonado? si yo sólo desaparezco un rato y luego vuelvo :p

El club de lectores me recuperó, LOL

Adelou dijo...

MarioMarch, creo que éste es uno de esos momentos en que compartimos el sentimiento exacto, porque esa mano es el ancla y así el mundo es vivible