miércoles, julio 08, 2009

luces de una ciudad extraña

Mi computadora dice que son las 8:03 p.m., el reloj de la noche me dice que en esta ciudad son las 10:03 p.m., que tengo que afrontar la realidad del tiempo y la distancia. Vos estarás cenando, platicando con amigos, tomando cerveza, leyendo quizás; mientras tanto, yo pienso en vos.

Las luces allá afuera me recuerdan que estoy en un lugar extraño, en medio de una ciudad que no reconoce mis pasos ni sabe nada de los mecanismos de mi nostalgia. Me gustaría que me acompañaras a conocer los callejones que salgo a explorar cada vez que puedo. Me gustaría que supieras que mi amor se mantiene intacto aún en la lluvia que cae sobre los diversos edificios que conforman este paisaje.

Vos en tu rutina no sabrás que me dormí tarde (aunque temprano si sigo el hilo de mis horarios habituales), que pensé en vos hasta en el último momento del día, que te extraño.

Share:

0 comentarios: