jueves, julio 23, 2009

introspección

Siento cómo el dolor crece desde la base de mi nuca e invade toda mi cabeza, se instala en mis sienes. De un momento a otro llegan también la nostalgia y las ganas de llorar. En realidad no comprendo el proceso de esa lenta caída hacia el abismo de los días sin verte, de las cartas sin entregar, de la nostalgia de los besos no dados jamás. Por lo pronto, la tarde se llena con la sensación física de tu ausencia.
Share:

0 comentarios: