domingo, marzo 22, 2009

soñar-te

Anoche soñé con vos, como suelo soñar algunas veces. Soñé que me decías algo que me reanimaba, que me hacía querer seguir. Yo sé, era uno de esos sueños conceptual incomprensibles y estábamos en París y yo miraba desde abajo de la colina la parte de atrás del Louvre (que sea un sueño no quiere decir que deba tener sentido) y había carpas como de feria medieval y me hablabas y me hacías sentir bien. Sonreías mucho en el sueño, lo que siempre es bueno.

Mi domingo fue como suelen ser los domingos (que sea domingo no quiere decir que deba tener sentido) y hace un rato me dio frío. Supongo que empecé a parlotear, como parloteo cuando no tengo más que decir, así que no diré más.
Share:

4 comentarios:

Edgar dijo...

A veces mis domingos (que tampoco carecen ni ostentan sentido), soríen. Hoy no fue distinto.
He visto "Casablanca"... y, a riesgo de cursilería, digo: "...siempre nos quedará París..."

Adelou dijo...

Hola "Edgar" (que es algo como tu seudónicmo, jajajaja) si, creo que al final siempre nos quedará París :) gracias por darte la vuelta por acá.

homohominilupus dijo...

y como es que me gustas tanto cuando parloteas... y parloteas... y parloteas...

la próxima, si te da chance me encantará ver fotografías en blanco y negro del viaje a París y la cacería gitana. ;)

PS: la palabra de verificación de que me aparece es: SENA (¿acaso me la creo y pienso que es puritita serendipia?)

Adelou dijo...

por cierto te enseñaré esa foto cuando logre tomarle fotos a mis sueños, jajajajaja

si, serendipitY, indeed, jajaja