miércoles, agosto 13, 2008

te das cuenta

Sucede que existe la madrugada. A esas horas, afuera, también debe existir la oscuridad y dentro de ella, deben existir miles de parejas que duermen juntas y se dan calor y se acarician y se sueñan.

El reloj de los números rojos tiene más de media hora insistiendo en despertarme. Yo, que duermo con una playera que te robé y que guarda tu olor, pienso en escribirte poemas solitarios que hablen de lo hermoso de tu sonrisa y lo cálido de tus manos.

Sucede que existe el frío cuando no estás.
Share:

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ella (el amor) sabe que le busco y carga con mi mirada. es dificil cuando llega la noche y se piensa en esa persona que no está presente.
llega la oscuridad y a penas mis manos ocultan su rostro

Si, si llega esa soledad en la oscuridad, cuando hace frio y hace escenarios para compartir...

alejso

The Black Wizard dijo...

sucede que a veces la solitaria idea de escribir en el frio de su melancolica ausencia hace que escribas grandioso y que no necesites de mas calor que el de tu inspiración y de saber que sos el calor que envidian otras sabanas y otros brazos...

sos exclente escribiendo vos, terapia para volar con la lectura