martes, junio 24, 2008

¿y Joe?

Eras lo último entre el desasociego y yo. Ahora me queda esta manía de pensar en vos en pasado, esta terrible sensación de olvido y ansias de resignación. Es cierto, tengo el corazón roto y hasta ahora soy capaz de admitirlo. Quizás fue porque no supe cómo enamorarte, quizás porque la felicidad siempre dura menos de lo que uno quisiera.
Share:

6 comentarios:

Victoria Castañeda dijo...

Al admitirlo subis un peldaño hacia la realidad, la felicidad y el amor no depende solo de uno, tiene que ser mutuo...es cuestion de entenderlo y ponerlo en practica. El amor comienza en pareja para culminarlo en uno solo.

The Black Wizard dijo...

la felicidad siempre dura mucho menos de lo que uno quisiera, verdad absoluta, pero las mismas son constantes graves de recuerdos

Adelou dijo...

Victoria: digamos que a veces, por suerte solo a veces, uno tiene esos arranques de sinceridad consigo mismo, jajajajaja.

Todo es cuestión de actitud, como diría Fito.

Saludos

Adelou dijo...

Black Wizard: la felicidad es tan relativa que es bueno que no dure por siempre ;o)

Abrazos

espyder dijo...

Ese Joe es un malagradecido!

jeje

saludos!

Adelou dijo...

Hola espyder, ya no te pelees con el Joe, él no es tan malo, jajajajajaja.