miércoles, junio 25, 2008

Amor

Sos el minuto 6 del segundo movimiento de la sinfonía del nuevo mundo. Sos el instante previo, la confirmación de que el mundo puede ser un lugar habitable. Nunca te lo dije, ¿verdad?

Hay tantas cosas que no te dije, quien sabe si un día de estos tengamos uno de esos momentos en que el resto no importa, quien sabe si tendré la oportunidad para verte a los ojos y decirte:

Me he preguntado muchas veces
por la necesidad de tu vida en mis actos

o algo parecido, mejor escrito por aquel poeta que le regaló a su amor la misma sinfonía de la que hoy te hago parte.

La felicidad, amor, está en decirte de pronto que pienso en vos y por eso mi vida es buena.
Share:

6 comentarios:

Marcia de la Cruz dijo...

hey ades me encantó este... me mataste tal vez xq las dos nos encontramos en este momento en las mismas... jajaja yo también pude sentir ese filin con el que lo escribiste...

Una vez más mil gracias por el regalo no tenés idea de lo feliz que me hiciste!

te dejó ya aqui más despacio la dirección de mi blog... tal vez podás chequearlo y dejarme los respectivos comentarios... mil gracias nuevamente...

marcydela

Petoulqui dijo...

Bueno, escuché toda la Sinfonía del Nuevo Mundo, en especial el segundo movimiento. Ahora creo que entiendo la carga emotiva que Vd. quiere expresar.

Definitivamente, Dvorák es magistral.

Saludos,

Julio E. Pellecer S.

Adelou dijo...

Hola Marcia, ya te tengo en mis favoritos, asi que de cuando en cuando me dare una vuelta por tu blog.

Abrazos

Adelou dijo...

Hey Julio, pos si, para que lo negamos Dvorak rocks!!!!

jajajaja

Saludos

Adelou dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Sucede que en las mañanas de frío cuando me acerco a tactar los pétalos de una flor y retengo su olor, de pronto ella sóla me alcanza e hitrata mi boca, yo le quiero robar y se queda con mi olfato.
¿Quién soy? sino diminuto ante este escenario, que me confunde de a momento.
Sí, la felicidad está allí, en ese momento, reteniendo ese segundo hasta que vuelva pasar.

besos adelaida, es tarde ya, recién vine y me acorde de ti y visité tu blog, hasta luego

ALEJSO