miércoles, marzo 26, 2008

yo seré siempre el mendigo en el andén

Vivo muy lejos de la ciudad, de vos. Vivo lejos del mundo real que nos rodea, lejos de las palabras que puedan acercarte a mí. Muero por verte sonreír, por encontrar las palabras que te hagan feliz un rato. Todos los días el camino es largo y aveces no encuentro la canción de Charly que quiero oír, otras veces llueve y todo se pone lento.

Vivo lejos de los sueños y de las calles que llevan al amor por la tarde, porque siempre es bueno el amor a la hora de la siesta. Quisiera que me dejaras entrar, porque yo sé que puedes sacarme, yo sé que puedes amarme.
Share:

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Recuerdo los andenes de Paris. Ni nu ápice de ese romanticismo de posta. Recuerdo los andenes de Praga, los trenes mas lento que los de París, los techos con herrumbre. Depositos de recuerdos apelmasados por los ideales de una epoca. París era el ruido la soledad estupefacta entre gentes sin tiempo para el romanticismo. O al menos. No para mis Ojos. Me sentia como aquel fantasma que ve a todo venir y correr pero que no puede hablar con nadie. No puede tocar a nadie. Asi como se puede reinventar el mundo?

Los mimos trenes me llevaron a Praga, las mismas lineas. Quien no diga que la distancia y la lejania cambia las cosas no tiene razon.

recuerdo de nuevo la herrumbre. LA drogadicta tirada viendo al cielo... esperando ser salvada o condenada. No ... no habia ruido ahi al igual que yo.. todos querian ser salvados... todos se querian decir cosas, eran pocos...pero eran
aunque caminaran con pena y vieran con el rabillo de los ojos. Querian ser fulminados... por el tren.. por un beso. Por la muerte... o por los impuestos... pero nada. Y paso el tiempo y nada. Solo nada, solo vagones con tintineo de arrullo. solo besos bailes en los aires. Ruido interno, silencio de estacion vacia... danzas pequeñas muy pequeñas hacia los caminos con tal de aplacar la Ira.

Porque hoy que me recuerdo. Paris era la Ira Y Praga el danzar solo a pequeños pasos.

Anónimo dijo...

Jajaja no es bueno desvelarse y acordarse de los andenes... destroze el mensaje con tanto error, pero que le vamos a hacer.

Un abrazo

Adelou dijo...

Respuesta 1:

Si alguna vez me voy a algún lado, será en tren, eso es definitivo. No me importa mucho si es el ferrocarril de los altos o un amtrak, el experso de oriente o el Hiram Bingham, los trenes son el único transporte que te puede llevar al infierno o a la tierra de los sueños.

Igual, el romanticismo lo pones vos. Hace tiempo conocí a una mujer que se quejaba de las estaciones del metro en Madrid, decía que eran sucias y desagradables, también conocí a gente que sueña cuando escucha "última estación: Esperanza", todo depende del color que le pongás.

Las mejores despedidas son en un andén, aunque para nosotros sea más familiar esperar nuestro camión en la terminal del ADO.

Adelou dijo...

Respuesta 2:

Y bueno, la pesadilla del andén va de acuerdo con un comentario desvelado, qué se le va a hacer.

Anónimo dijo...

jajajaja ni lo dudes, estaba que me moria del sueño. Un abrazo
ciao.

Adelou dijo...

igual, abrazos :o)