jueves, marzo 27, 2008

uno de esos días (contrapropuesta)

Hoy es uno de esos días en que me gustaría decirte: toma mi mano, no pasa nada. Te cuidaré siempre para que nadie perturbe tu sueño, para que nadie te lastime; no importan las heridas de hace tiempo, no importa nada.

Pero no, no te lo diré. Y no es porque me importe un carajo que algo te haga sufrir, no porque no me crea capaz de consolarte y hacerte sentir mejor, de cuidarte y quererte para que el mundo sea menos letal. No te lo diré porque no entiendo tu rabia, tu miedo.

Hoy es uno de esos días en los que también estoy cansada de buscar alternativas, en que hubiera preferido un abrazo a la bienvenida de mi computadora, en que me quedo sin palabras para convencerte de que es buena idea enamorarte de mí y tomar el riesgo de ser feliz quince minutos y luego pasar diez años de terapia para superarme, porque no tenés idea de lo bien que te haría un beso mío. En fin, amor, hoy no planeo luchar contra tu ira, hoy estoy mejor pensando que el diario no hablaba de ti.
Share:

0 comentarios: