jueves, marzo 06, 2008

tus dedos

Abro un ojo, oscuridad total. Lo cierro. Me doy la vuelta. Abro un ojo, 3:15 resplandece en rojo desde la mesa de noche. Lo cierro. Pienso en tu boca. Abro un ojo, 3:18 resplandece en rojo desde la mesa de noche. Lo cierro. Abro los dos ojos y pienso que debería despertar de una vez para corregir el famoso texto que no he corregido en semanas. Los cierro. Abro un ojo, 3:19 resplandece en rojo desde la mesa de noche. Lo cierro. Debería encender la luz. Pienso en tus dedos, en lo bueno que es tener tus dedos cerca. Abro los dos ojos. Suspiro. Pienso en que debería animarme a tomarte de la mano. Pienso en tu boca una vez más, solo porque el recuerdo de tu sonrisa me mantiene con vida. Cierro los ojos. Ya corregiré el texto más tarde.

Sueño que te beso y que todo está bien.
Share:

2 comentarios:

Zoomo dijo...

que rico leerte hablando de amor, y con brillos de esperanza
pero vamos... que pronto llegará el gran día (gigante ya no puede ser, ese ya pasó jeje)... aunque lo de gran dia me sonó a cereal... sería más bien el día grande.

o algo así

muchos besos Ades!!!!

Adelou dijo...

Ta´bien, ta´bien lo del día grande o gran día (si es a a hora del desayuno, jajajaja).

Ya dicen por ahí que la esperanza es lo último que se pierde.

Abrazos gigantes!