lunes, enero 21, 2008

recuerdos de la infancia pasada

Hoy no amanecí como en la onda de andar enamorando a nadie, así que dejaré el resto del alfabeto de planes para otro día. No sé si es por que hoy es lunes (un cliché más a mi cuenta); quizás fue porque vi a dos perros atropellados en la carretera, uno en el carril que baja a Guate y el otro en el carril que sube a Chimal, como si su persecución se hubiese visto interrumpida por el sincronizado paso de dos vehículos que los llevaron a una muerte simultánea.

Quizás porque en una de esas recordé un detalle pendejo de mi infancia, de la cual no guardo muchos recuerdos. No porque haya sido mala, sino porque hace un tiempo descubrí que no recuerdo muchas cosas de ella, así nada más.

Recuerdo con lucidez mi primer día de clases. Entré al colegio de 6 años y me salté párvulos para entrar a prepa. Recuerdo que me bajé del bus, iba a mi salón y un niño grande me dijo que no iba por el camino correcto, pero yo quería irme por la banqueta y no atravesar el jardín y mojarme los zapatos con la grama húmeda. También recuerdo el día en que iba en el bus y vimos a un ciclista atropellado.

El caso es que hoy recordé que les preparaba cenas románticas a mis papás (bueno, o lo habré hecho un par de veces). Me recuerdo haciendo una ensalada, buscándole a mi mamá una blusa bonita. Si, son cosas que no solo pasan en las series gringas de televisión. Es curioso recordar ese tipo de cosas de pronto, como si en algún momento de la mañana me hubiera dado un ataque de lucidez. Es curioso ir llenando los recuerdos con ese tipo de imágenes esporádicas.
Share:

6 comentarios:

The Black Wizard dijo...

mas que momentos de lucidez, es bueno tener presente los momentos que quedaron enfrascados en la niñes como buenos recuerdos de un ayer que de vez en cuando vale la pena abrir y revisar. saludos

Adelou dijo...

Si, es solo que a veces uno cae en la cuenta que vieja es la historia que te cuento, amigo desde siempre que fue igual, el poderoso tiempo que nos toca, nos va gastando el tiempo que nos da.

A veces uno recuerda, lo cual siempre me ha parecido de lo más curioso.

Abrazos wizard

The Black Wizard dijo...

abrazos para ti de vuelta adelou!, Charly dice en la canción Mientras miro las nuevas olas: quiero estar viendo el cielo lejos del ruido recordando por que olvidamos y volvemos a amar... ilogicamente cierto recordar, olvidar, vivir y revivir.

Adelou dijo...

Mi canción favorita de Charly es viernes 3:00 a.m., la puedo oír cincuenta veces seguidas (a veces lo hago)

Sin embargo, hay veces en que creo que podría hundir el Titanic, así que me parece muy bien ver el cielo de vez en cuando.

The Black Wizard dijo...

ala gran hundiendo el titanic!!! ella se fue nadie la vio su nombre se perdio en una calle en algun bar escucha esta canción!! maestra esa canción es lo maximo, viernes 3 am, me agrada mas que un fin parece que fuera un camino... vos jamas en guate habia conocido gente que le guste charly, la mara vive en una jodida ignorancia

Adelou dijo...

Si, cierto es, pocos conocen al maestro de maestros. Y creo que menos aún comprenden que uno pueda vivir de su música, gracias a su música. Ha sido bueno encontrarte en las paredes virtuales de la red.

¡Salú!