miércoles, enero 23, 2008

Formas de enamorarte. Plan D

Hoy se me ocurrió una buenísima:

Paso 1: buscar una hoja seca de encino o de eucalipto (de las largas)

Paso 2: escribirle un poema corto.

Paso 3: dejarla en el vidrio de tu carro, sujeta con el limpiabrisas o en tu ventana en su defecto.

Paso 4: repetir la operación por varios días


Podría ser un poema de Gelman

Amarte es esto:
todo lo que está por decir.

Un arbolito sin hojas
que da sombra.


Podría ser una estrofa de uno de Sabines

No es que muera de amor, muero de ti
Muero de ti, amor, de amor de ti,

de urgencia mía de mi piel de ti,
de mi alma de ti y de mi boca
y del insoportable que yo soy sin ti.


Podría ser siempre un poquito de Benedetti

Tengo una soledad
tan concurrida
tan llena de nostalgias
y de rostros de vos
de adioses hace tiempo
y besos bienvenidos
de primeras de cambio
y de último vagón


Y, por supuesto, trataría de hacer algo con las letras de Sabina

Puedo ponerme humilde y decir
que no soy el mejor
que me falta valor para atarte a mi cama,
puedo ponerme digno y decir
“toma mi direccion cuando te hartes de amores
baratos de un rato… me llamas".

Y si quieres también
puedo ser tu trapecio y tu red,
tu adios y tu “ven”,
tu manta y tu frío,
tu resaca, tu lunes, tu hastio…
Share:

2 comentarios:

Juan Pablo Dardón dijo...

Hoy jueves será día de Sabina...

Adelou dijo...

Yeah, Sabina 4 ever!

jajajajajajaja

Abrazos desde este lado de las canciones del genio.