miércoles, octubre 31, 2007

las cartas que no te escribo

No sé cuando recuperé las ganas de escribirte cartas, quizás cuando comprendí que en realidad no tengo nada importante que contarte o cuando dejaste de aparecer en mis días, en mis sueños con ratones de feria y fiestas electrónicas con muchos ambientes.

Sé que te guardo en alguno de mis bolsillos cada mañana, que el silencio se mantiene igual estés o no estés. Sé que a veces tengo que evocarte para que tu nombre no se pierda en los abismos de mi memoria de teflón, en las carreras por llegar temprano a la oficina y resolver todos los problemas, todos los vacíos.

Quizás me dieron ganas de escribirte el fin de semana, cuando quemé mis libretas de poemas, con todos los poemas y las páginas en blanco que no eran otra cosa que la posibilidad de nuevos poemas; cuando descubrí entre los papeles viejos la historia del circo y no tuve valor para quemarla; cuando recordé que siempre has sido como el sueño de darle la vuelta al mundo en un barco de vela.
Share:

6 comentarios:

Duff Man dijo...

A Luis le gusta el romanticismo y nostalgia de los textos de Adelou. Luis te envía saludos.

rafael romero dijo...

Un placer encontrarme con esos tus textos tan diáfanamente poéticos y sugestivos... la claridad no es mi fuerte, vos la explotás y es atrayente. Sí, sí. Un saludo desde la distancia.

Karla Hernandez dijo...

Ojala fuera tan facil que mis recuerdos se perdieran en abismos.... TQM Ade.

Adelou dijo...

A Adelou le gusta lo que dice Luis. Adelou te manda como tres millones de abrazos

Adelou dijo...

Mirá Rafa lo que se encuentra uno en la red, pues. Qué bueno encontrarte en la virtualidad del mundo. Abrazos por millones para vos.

Adelou dijo...

Hey Chili, que tus recuerdos no se pierdan en abismos, porque después tiene que bajar hondo uno para encontrarlos de nuevo.

Por supuesto, millones de abrazos. Escribime para saber qué es de tu vida.