miércoles, julio 18, 2007

Hoy

Esta mañana tengo el corazón roto. Acaba de quebrarse por todo lo que mis manos han sido incapaces de hacer, por todo lo que mi boca fue incapaz de decir. Supongo que es así cuando un amor decide cambiar de lugar. El mío está muy lejos ya. La soledad no será nueva, tengo rato con ella, no me abandona (creo que es la única que nunca te abandona en realidad). Conozco demasiado bien al silencio y a los demás males que vienen cuando llega este momento.

Es solo que hoy ya nada basta. Hoy terminé de perderlo todo. No tengo más que decir por el momento, porque estoy llegando al límite de lo cursi (por lo menos al que mepermito), hoy sobran las excusas.
Share:

2 comentarios:

elcesardesiempre dijo...

sumo una lágrima a las tuyas:

el duelo te negó
pero la ausencia que duele
no es la tuya de mi cuerpo

me fui
y mi huída cerró tu vuelta

Adelou dijo...

Si, es como si siempre anduviéramos por ahí, buscando las mejores formas de abandono.

Más allá del abandono físico, todo el tiempo más allá.