viernes, mayo 04, 2007

voglio andare a casa

Después de tanto tiempo llego a la que fuera mi casa, me paseo por los corredores que se sabían de memoria mis pasos, busco a la gente que conocí. Pero no queda nada. El frente del muro está cubierto de bancas, la puerta de la cafetería está condenada, el patio del centro se ha convertido en una especie de auditorio, los murales fueron borrados y mis amigos no están.

Sé que en el orden del tiempo las cosas continuán aunque uno ya no esté. Sin embargo, no puedo evitar la nostalgia por un lugar que me abrigó, sin promesas ni reconcialiaciones.

Voglio andare a casa, quiero ir a casa, aunque la casa que recuerdo no exista más.
Share:

0 comentarios: