lunes, febrero 19, 2007

cambia, todo cambia

Cambiamos, mucho más de lo que estamos dispuestos a admitir. Cambiamos de hábitos a cada rato, cambiamos de teléfono, de caminos. Sin embargo, leo un libro que leiste alguna vez, busco lo mismo que vos has buscado mucho tiempo y me parece que, al final, no es tan malo cambiar si nos sigue impresionando la luz que cae a cierta hora en la ventana.
Share:

0 comentarios: