viernes, noviembre 10, 2006

anoche

Quisiera hablar de la leve brisa, de las luces amarillas que iluminaban la calle, de un parqueo casi vacío por completo o de la luna, pero no te puedo reinventar realidades para que nos amparen de la noche, para que me alejen del silencio que inunda mis momentos de lucidez.

A veces me gustaría escribirte cuentos en los que seas el héroe que se libra de todo sin sufrir ni un rasguño, en los que seas el viento o la gaviota que completan la imagen de una playa de postal. Á veces me gustaría salvarte incluso de mi mal humor, de mis ganas de salvarte.

Anoche caminé en medio de mucha gente que no se percataba de mi presencia y no te encontré.
Share:

0 comentarios: