viernes, septiembre 01, 2006

cosas importantes

Todos deberíamos tener cosas importantes que contar. Que llegamos a la parada del bus y encontramos a un amigo, que una hoja se pegó al parabrisas y formó el dibujo de un libro, que salimos treinta segundos tarde y llegamos dos horas después a nuestro lugar de destino.

A veces creo que nos guardamos demasiado las palabras. Que las cosas importantes no deberían ser que somos más fuertes, más rápidos o más listos; quizás lo más relevante es cuando somos más felices. Deberíamos ser capaces de ser felices y olvidarnos de la culpa, de las competencias, de los ratos amargos. Deberíamos poder compartir nuestra veradera felicidad.
Share:

2 comentarios:

Guillermo Pineda dijo...

Yo tengo muchas cosas importantes que contar. Lo que se es que aún no han ocurrido.

Cuando ocurran me encantará darme cuenta que están pasando y espero no darme cuenta años después.

¿Por qué esperamos cosas importantes? Cuando en realidad las cosas simples son tan exquisitas en la mayoría de las veces!

Adelou dijo...

Porque las cosas simples no son siempre las cosas que te pasan todos los días. Porque la nostalgia es distinta con el paso de los años. Dirás que cinco, tres años no son nada. Ahora no estoy tan segura de eso.