jueves, agosto 17, 2006

una variación 17-8-06

El camino de hoy fue distinto. Un ligero cambio de planes me obligó a tomar calles distintas, a recorrer la mitad del camino diario. Para evitar pensar demasiado en ello me esforcé por cantar a todo pulmón, a acompañar a Sabina que decía que el diario de hoy no hablaba de ti ni de mi, porque somos de esos seres a los que no les pasan cosas espectaculares.

Somos parte del gremio de los comunes, a los que no nos aplasta un camión pero que tampoco encontramos un bolso repleto de dinero en la calle.

Por suerte, tampoco fui la única en hablar sola dentro del carro. A mi derecha venía un tipo que seguramente usaba un peluquín, que también se esforzaba por romper el silencio de la música con su voz.
Share:

0 comentarios: