lunes, agosto 14, 2006

Todas las voces

Venía en la doce calle, entre la segunda y quinta avenida, un mp3 de Café Tacuba me recordó por qué me gustan las canciones de trenes. ¿Quién dirige el gran locomotor?

Charly por su parte me despierta la nostalgia: se va el tren, se va lejos, muertos hay en la estación, estoy solo si me deja, estoy vivo, si me voy.

Una vez más abordé las cinco calles en las que llevo la vía y pensé en qué haría si no tuviera que llegar a la oficina, en que haría si no viniera una hora tarde, madreando a los que no llevan prisa.

Cada vez que sueño, cada vez al despertar, lo único que escucho es ese tren.
Share:

0 comentarios: