martes, agosto 29, 2006

martes

El silencio después de cerrar la puerta tras de ti. Si tan solo esa partida fuera la definitiva. Sabemos que no, que de todas formas voy a volver en la noche a tomar posesión de mi cuarto, de mis libros, de mis vacíos.

A veces quisiera tener más cosas que decir. Quisiera que el silencio dejara de formar parte de la rutina de todos los días, pero en la casa solo se queda el gato que durante todo el día es amo y señor del espacio que yo le quito por las noches. Hoy está a punto de llover y con eso tampoco se soluciona nada.
Share:

0 comentarios: